“Latín dos canteiros”

“Morrón, para cubicar muriar xidavante de arxina, xeres intervar o verbo dos arxinas”

Chico, para ser un buen cantero, tienes que entender el verbo (Dicho de los canteros).

 

Seguramente hayáis oído hablar del latín dos canteiros, también conocido como verbo dos Arginas. Con este nombre se conocía el lenguaje o jerga particular de los antiguos canteros gallegos, especialmente de Pontevedra y Ourense. Gracias a este lenguaje se comunicaban, transmitían sus conocimientos de padres a hijos y mantenían su gremio cerrado a la entrada de personas ajenas a la profesión.

En el trabajo que vengo realizando sobre la mampostería y cantería tradicional en el occidente de Asturias y parte oriental de Lugo he descubierto la existencia de restos de un latín local, ya extinguido, traído por canteros pontevedreses que se asentaron en la zona, del cual he podido recopilar unas 200 palabras.

You probably know the “Latin dos Canteiros” (mason´s latin), also known as “verbo dos Arginas”. That was the name of the language or the slang of old Galician stonemasons, especially from Pontevedra and Ourense. Thanks to this language they communicated, transmitted their knowledge from father to son and kept their guild locked and closed to the input of strange people outside the profession.

In the study I am doing on the traditional masonry and stonework in western Asturias and eastern part of Lugo, I have discovered the existence of traces of a local “Latin”, now extinct, brought by Pontevedra masons who settled in the área in the past.  I have been able to collect about 200 words of this old language.

 

Manuel Ribadulla, "El Galleguín", cantero oriundo de A Estrada (1924) y asentado en  Grandas de Salime es uno de las pocas personas que recuerdan el latín.

Manuel Ribadulla, “El Galleguín”, cantero oriundo de A Estrada (1924) y asentado en Grandas de Salime es uno de las pocas personas que recuerdan el latín.

Los canteros gallegos, maestros en el arte de trabajar la piedra, se desplazaron desde muy antiguo por todo el norte península en pequeñas cuadrillas que recorrían los pueblos ofreciéndose para construir y realizar todo tipo de obras. Pasaban largas temporadas en cada zona, viviendo a pensión completa (a mantido) en las casas de los clientes y pasando de pueblo en pueblo.

Es más que conocido el uso del latín dos canteiros en las zonas gallegas donde esta lengua fue originaria, pero en los límites de Asturias y Galicia, no había sido documentada hasta el momento. En estas zonas, los más viejos recuerdan con gracia y extrañeza a los canteros gallegos hablando en su jerga particular, a la que se referían en ocasiones como falar en xefra.

"Escurio", palabra que designa al pico del cantero en el verbo de esta zona.

“Escurio”, palabra que designa al pico del cantero en el verbo de esta zona.

El carácter muy cerrado del gremio y el celo de los canteros, como hemos comentado, impedían la transmisión del verbo, permaneciendo inédito para la gente común e incluso para sus homólogos de la zona. Pero hubo un caso excepcional de una cuadrilla que decidió asentarse en estas comarcas  y que, curiosamente, enseñaron y compartieron el latín con sus aprendices, todos de origen local. Las zonas concretas donde se asentaron estos canteros las he conseguido centrar en unas localidades de zona de los municipios gallegos fronterizos con Asturias, desde las cuales el latín se expandió por una amplia zona en diversas modalidades. Actualmente solo quedan vestigios, palabras sueltas de esa jerga extinta, perdidas en la mente de las terceras y cuartas generaciones de aquellos primeros canteros.

Cargadero de Ribadeo (Lugo). Obra realizada por canteros gallegos desplazados y canteros locales entre los años 1901 y 1902. Un magnífico ejemplo de combinación de cantería y mampostería.

Cargadero de Ribadeo (Lugo). Obra realizada por canteros gallegos desplazados y canteros locales entre los años 1901 y 1902. Un magnífico ejemplo de combinación de cantería y mampostería.

He aquí, a modo de ejemplo,  uno de los dichos típicos de los canteros que he podido recopilar, en sus versiones gallega y asturiana:

Recogido en A Pontenova (Lugo):

O Xarabelo nun ven

O piruleiro vai alto

E a culpa tenla a cañeira

Qu´o cañeiro nun a ten

 

Recogido en Grandas de Salime (Asturias):

El sol vay na estinda

Y a zaganiza nun ven

Y a culpa tenla a manata

Que el manato nun a ten

 

Traducción:

EL sol ya se está poniendo

Y la comida (el caldo) no llega

Y la culpa la tiene la señora de la casa

Que el señor no la tiene

“Xarúá” o pared de mampostería en el verbo local. Aunque los canteros de Pontevedra eran especialistas en el tallado de la piedra, también dominaban el arte de la mampostería, tarea principal que desempeñaban en esta zona.

 

Otras cantigas en Latín:

Verbo xido miña purria

Que intervas por areona,

Eiche de aniscar os cachurros

E aniscarche n amorrona

 

Si queréis saber más sobre esta apasionante historia, no os perdáis  futuras entradas en las que contaré más detalles. También estoy preparando una publicación sobre este tema de la que os daré debida cuenta en su momento.

Anuncios

2 pensamientos en ““Latín dos canteiros”

  1. mi suegro fue canteiro y hablaba ese latin dos canteiros con mi suegra es una lastima que muriera sin dejar enseñado pero tenemos unos amigos que lo estan tratando de recuperar por ejemplo a ciba de moi es a miña casa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s